viernes, 7 de octubre de 2011

Como recuperar y reparar Windows cuando que no inicia

Medidas para recuperar Windows en caso de conflictos que impiden iniciar el sistema de forma adecuada y evitar tener que realizar una reinstalación completa.

Muchos hemos tenido que pasar por el mal rato de descubrir repentinamente que nuestra computadora no inicia y aparentemente la única solución posible será instalar de nuevo el sistema operativo. Esto puede ser una experiencia bastante traumática ya que generalmente sucede cuando menos lo esperamos y menos preparados nos encontramos. En ese momento de forma instantánea, recordaremos cuantos documentos o archivos importantes tenemos sin respaldar y con riesgo a perderlos sin poderlos recuperar.
Pero no todo está perdido, la mayor parte de las veces es posible evitar una instalación completa del sistema, existen diferentes formas de reparar y recuperar una instalación dañada, además no siempre es averías en el sistema, lo que hace que Windows no se inicie de la forma adecuada.
A continuación algunas medidas que pueden ser útiles para la mayor parte de los usuarios que no tienen conocimientos avanzados y aunque no te haya sucedido y todo marche bien en tu equipo, no será una pérdida de tiempo unos minutos que dediques a leer el artículo.
El mismo Windows nos provee las herramientas necesarias para resolver problemas en el inicio del sistema, el disco de instalación contiene varias herramientas de recuperación para ese fin.
Aunque se tenga un disco de instalación autentico, también nos será muy útil crear un disco de recuperación que será más manuable y práctico, para resolver cualquier problema que pueda surgir en el futuro.

Como crear un disco de recuperación del sistema.

Para crear un disco de recuperación sigue los siguientes pasos, el único requisito es poseer en el equipo un grabador de discos, si es así es algo sencillo.
1- Copia y pega en el cuadro de Inicio o en Ejecutar y oprime la tecla Enter: SDCLT, se abrirá la herramienta "Copias de seguridad y restauración"
2- En el panel de la izquierda selecciona: "Crear un disco de reparación del sistema" y sigue los pasos del asistente.

Como usar el disco de recuperación para resolver los conflictos que impiden iniciar Windows.

Ante cualquier problema en el que Windows no puede iniciar, inserta el disco de reparación hecho con anterioridad o un disco de instalación, reinicia y espera que el equipo arranque del disco.
Todos los equipos modernos, ya sean computadoras de escritorio o laptops, vienen configurados para que la unidad de CD o DVD sea el primer dispositivo de arranque, si no es así por determinadas razones, es necesario establecerlo manualmente en el SETUP o BIOS de dicho equipo.
Para eso después de encender el equipo se debe oprimir la tecla DEL o SUPRIMIR, esto permite entrar al SETUP en la mayoría de los sistemas, en los que es necesario el uso de otra tecla se verá la información en la pantalla, en el momento en que aparece el logo del fabricante.
En la configuración del setup es necesario buscar en el menú, el orden de los dispositivos de arranque y establecer como el primero, la unidad de CDROM.
Al equipo iniciar del disco de recuperación demorará un tiempo copiando archivos temporales necesarios y entonces después abrirá la ventana "Opciones de recuperación del sistema"
Buscará las instalaciones existentes y brindará las siguientes cuatro opciones:

• Reparación de inicio
• Restaurar sistema
• Recuperación de imagen del sistema
• Símbolo del sistema

1- Reparación de inicio. Al escoger esta opción se realiza de forma automática una reparación de archivos necesarios para el inicio del sistema que en ocasiones se deterioran, si ese es el caso al finalizar pedirá reiniciar el equipo y todo quedará resuelto.
2- Restaurar sistema. Esta opción permite usar la poderosa herramienta de Windows, que restaura la configuración del equipo que ha sido guardada de forma automática. Es posible escoger entre diferentes puntos que han sido creados. Muy útil cuando el conflicto es a causa de programas incompatibles instalados.
3- Recuperación de imagen del sistema. Recupera el sistema, pero es necesario una imagen que se haya creado anteriormente de forma manual, en la mayor parte de los casos no existe.
4- Símbolo del sistema. Permite opciones de recuperación más avanzadas usando la consola de comandos de Windows.

En el 80% de los casos estas opciones evitan el tener que realizar una instalación completa y con ello en ocasiones perder valiosa información y datos preciosos.
Información más amplia sobre el método y opciones adicionales para resolver todos los conflictos que impiden a Windows iniciar, puedes leerla en un artículo más completo, que contiene referencias a aplicaciones útiles. En dicho artículo también se explica paso por paso como recuperar archivos e informaciones del disco duro del equipo, en los casos extremos que es imprescindible instalar Windows. Léelo en:
Como reparar y recuperar una instalación dañada de Windows.

Tomado de:
Consejos para recuperar y reparar una instalación de Windows dañada